Skip to main content

Gladys nace en Goaso, una ciudad de Ghana, y tiene 30 años. Llega a España en 2018, sin saber nada de la cultura del país y sin conocer el idioma.  

Una primera dificultad a la que se enfrenta es volver a confiar en las personas. Debido a los engaños y mentiras que ha sufrido, Gladys teme que le hagan daño de nuevo. Como ella misma dice:  “sentía un 90% de desconfianza”. Ello le impide compartir lo que le ha ocurrido realmente.  Poco a poco, especialmente a través de las sesiones con la psicóloga de Proyecto Esperanza, Gladys va abriendo su corazón.  

De forma progresiva aprende el idioma, lo cual le permite iniciar su formación como cocinera. Tras el periodo de prácticas, a Gladys le ofrecen un contrato, pero al no tener permiso de trabajo no lo puede aceptar. Tan pronto lo obtiene, Gladys empieza a trabajar.  

Actualmente continúa trabajando como cocinera, tiene un contrato indefinido y desea seguir formándose en alta cocina. A Gladys le encanta la cocina. Además, esta situación le permite apoyar a su familia en Ghana:  sus hermanos están estudiando en la universidad, y su madre ha puesto un negocio de venta de comida. 

Gladys es actualmente, parte del grupo de lideresas que se han formado en la escuela de Proyecto Esperanza. Para ella, lo más importante en los procesos de recuperación es construir la confianza, pues, después de haber sido engañadas y maltratadas, este es un aspecto difícil de lograr. Considera que la confianza es la base de una relación de ayuda. Para Gladys es importante transmitir a las mujeres que han vivido situaciones de violencias que las metas se pueden conseguir, que, aunque no es fácil, con lucha, esfuerzo y apoyo se logran, y les cuenta su propia historia para inspirar y motivarlas.  

Además, también les habla sobre el compromiso. Afirma que cuando a una le empujan hacia adelante, la persona que recibe el apoyo debe hacer un gran esfuerzo, e impulsarse también. Para Gladys lo material es necesario, pero lo más importante es adquirir conocimientos y herramientas para la vida.   

Gladys orienta, escucha y ofrece confianza a otras mujeres. 

Leave a Reply